TRABAJAMOS POR TU SALUD

Jon Bru . Fisioterapia en Pamplona Biomecánica ciclismo Osteopatía Mutilva
Calambres musculares

Los calambres musculares son por todos bien conocidos, en especial en el ámbito deportivo. Normalmente se asocian a la des-hidratación o a la mal-nutrición, pero la evidencia científica no respalda dichas ideas. Entonces,  ¿Qué causan los calambres realmente?

 

 

Los conocidos calambres son contracciones involuntarias y dolorosas de fibras del tejido muscular estriado. Aunque a fecha de hoy no se conoce con claridad sus causas, los investigadores apuntan a un origen neural, la moto-neurona como causante.

 

La evidencia respalda la idea de que los calambres tienen como causa factores neurológicos vinculados al funcionamiento anormal de los mecanismos de retroalimentación dentro del músculo activo como resultado de la fatiga. Más concretamente una hiperactividad de las placas motoras (lugar donde el nervio contacta con el músculo) junto con una des-inhibición espinal, lo que causa la contracción involuntaria mantenida.

 

 

calambres

 

 

Schwellnus fue uno de los primeros investigadores en sugerir la idea de que los calambres tenían una causa neural asociada a la fatiga, lo que provocaba un reflejo medular y activación anormal de las fibras musculares.

La fatiga muscular local es la responsable de una mayor actividad aferente (información del músculo a la médula espinal) de los *husos neuromusculares y una menor actividad de los *órganos tendinosos de Golgi.

*Los husos neuromusculares son fibras musculares envueltas de tejido nervioso sensitivo encargadas de enviar información a la médula espinal cuando son estiradas de forma rápida; lo que activa la respuesta medular eferente (de la médula al músculo), es decir a las moto neuronas para contraer dichas fibras de forma refleja.

*Los órganos tendinosos de Golgi son receptores situados en los tendones encargados de inhibir la actividad/contracción muscular cuando son estimulados por estiramiento.

 

 

Se he demostrado que sufren más calambres personas con una menor “frecuencia umbral” en la musculatura estriada,  es decir, personas en las que poca frecuencia de excitación de las placas motoras basta para excitar las fibras musculares. Este hecho apoya la idea de las neuronas como causante de los calambres. Así explicaría como una persona entrenada (que aumenta los umbrales de excitación de las placas motoras) es menos propenso a sufrir calambres.

También se ha observado que el estiramiento pasivo reduce los calambres. Este hecho se explica porque al realizar un estiramiento pasivo y lento rompemos el circuito de retroalimentación medular, provocando así la relajación de las fibras del tejido muscular estriado.

Por lo general los calambres suceden durante o después del ejercicio, y se suelen producir con más facilidad en músculos bi-articulares (que “cruzan” dos articulaciones como gemelos que cruzan la rodilla y el tobillo). Se debe a que ésta musculatura puede ser acortada de forma más fácil, lo que inhibiría la acción de los órganos tendinosos de Golgi impidiendo la relajación refleja medular de la musculatura.

 

calambres ISQUIOS

 

Generalmente los calambres los hemos asociado a la deshidratación, mala nutrición, o factores externos del entorno. Aunque la evidencia no los respalde como únicos causantes de los calambres de forma aislada, bien es cierto que si se dan varios factores es más probable sufrirlos.

 

- Condiciones medio ambientales: se dan más casos de calambres en situaciones de calor y humedad. Este hecho lo explican por cambios fisiológicos en el organismo que generan con más facilidad fatiga, puesto que ni el calor de una calefacción los agrava ni el frío los atenúa en experimentación.

- Predisposición genética: desde el 2013 se estudia la relación entre la genética de tejidos como ligamentos o tendones con los calambres, aunque no hay nada claro a fecha de hoy.

- Deshidratación y des/mala-nutrición: aunque no hay datos científicos concluyentes, se ha observado que con una suplementación de electrolitos y carbohidratos junto con una buena dieta alarga el tiempo de aparición de los calambres.

Como conclusión podemos decir que no hay una causa clara que justifique los calambres, aunque a día de hoy la teoría del Origen central con la neurona como protagonista es la que más evidencia científica tiene. Sin olvidar factores secundarios como la fatiga, el entorno, la predisposición genética y la alimentación.

 

Hasta que haya mayor evidencia, todo deportista deberá tener claro qué cosas puede hacer para evitarlos.

 

  Algunos de los consejos son:

- Comenzar la actividad bien hidratados y con una buena higiene dietética.

- Evitar los estiramientos pasivos antes de la actividad.

- Regular o controlar la intensidad de la actividad deportiva a nuestro nivel.

Y posterior al deporte si aún se dan calambres deberemos recordar que el estiramiento pasivo y la hidratación con electrolitos probablemente aliviarán los calambres.

 

 

Texto basado en el artículo titulado “Los calambres en el deporte: más allá de la deshidratación”, de Andrew N.L. Buskard (Department of Exercise Science and Sport Studies. Springfield College, Springfield, Massachusetts).

 

 

 

Carlos Echeverria Azcona

Fisioterapeuta Col.409

FISIOTERAPIA PAMPLONA CARLOS ECHEVERRIA

 

Bru Health Center . Fisioterapia en Pamplona, Osteopatía, Masaje deportivo y Biomecánica del Ciclismo located at Paseo Ibaialde 182 , Mutilva-Pamplona, Navarra . Reviewed by 78 usuarios rated: 4.9 / 5